LAS BANDAS QUE HAN ARTICULADO Y CANALIZADO LA MARCHA PROCESIONAL

 A partir del último tercio del siglo XIX comienza a hacerse regular la vinculación de diversas bandas -tanto militares como civiles- con las cofradías. Muchas de ellas, a través de sus directores y repertorios, sentaron las bases de la música procesional actual.

 

BANDAS MAESTRAS CIVILES

Banda Municipal de Sevilla

La Banda Municipal de Sevilla es una de las formaciones civiles más antiguas que hay documentadas, pues su vinculación con el Ayuntamiento de Sevilla se remonta al segundo tercio del siglo XIX.

Durante el XIX y principios del XX, sus músicos se forman en el Asilo de Mendicidad de San Fernando -institución municipal de beneficencia- hasta que en 1913 la banda pasa a depender directamente del Ayuntamiento, ocupando desde entonces sus profesores la plaza por oposición.

Andrés Palatín y Antonio Palatín (miembros de una dinastía de músicos de primer nivel nacional e internacional y uno de los pilares de la actividad musical sevillana) dirigieron la formación hasta la llegada de Manuel Font Fernández en 1895.

Bajo su dirección, la banda logró un reconocido prestigio y grabó varios discos. Además, Font Fernández es sin ningún género de dudas uno de los máximos exponentes de la música procesional, no solo por su notable producción o adaptación de marchas procesionales -entre las que destacan A la memoria de mi padre, La Sagrada Lanzada o Expiración-, sino también por la instrumentación de las de sus hijos José Font de Anta (Victoria Dolorosa) y Manuel Font de Anta (Camino del Calvario, Soleá, dame la mano y Amarguras).

Posteriormente, José del Castillo, Pedro Braña (autor de toda una treintena de marchas, entre ellas Coronación de la Macarena), José Albero y Francisco Javier Gutiérrez ha continuado manteniendo y elevando su prestigio.

Vinculada especialmente a las hermandades de la Amargura, las Penas de San Vicente o el Valle, ha acompañado a otras muchas cofradías como los Estudiantes, el Buen Fin o el Cachorro. Fue asimismo la primera banda que acompañó a la Candelaria.

Agrupación musical Santa María Magdalena de Arahal

Más de medio siglo contempla a la Banda de Arahal: la Agrupación musical Santa María Magdalena, tiempo en el que se ha consolidado sobradamente como la maestra en un estilo muy definido e innumerables veces imitado por toda la geografía española.

Sería inconcebible esta formación sin su fundador, Manuel Rodríguez Ruiz (1940-2013), el cual acuñó el término “agrupación musical”, a imitación de la “agrupación logística” que era una de las denominaciones del Regimiento Soria 9 a finales de los años 60.

Vinculada desde 1976 a numerosas cofradías de Sevilla, esta icónica banda define y perfecciona una forma de interpretar las marchas: aprovechan algunas de las adaptaciones que realizara en su día la banda de la Guardia Civil, y de la mano de Manuel Rodríguez Ruiz salen nuevas adaptaciones. Así surge la archiconocida Alma de Dios, adaptando en su parte central un fragmento de la comedia lírica de José Calixto Serrano Simeón, a finales de los 60. Posteriormente vendrían adaptaciones de cantatas de Bach, como La Pasión o el mismísimo Canon de Johann Pachelbel.

Estas adaptaciones se complementaron, con piezas compuestas por el propio Rodríguez Ruiz. Dentro del inolvidable recuerdo del acompañamiento a la Hermandad de San Bernardo nacieron Salud de San Bernardo, Pasa la Virgen del Refugio o Puente de San Bernardo. Para la Hiniesta compuso Cristo de San Julián y para la Trinidad Cristo de las Cinco Llagas. Estas composiciones, de armonía sencilla y melodía pegadiza, para una instrumentación de cornetas, trompetas, trombones y liras, calaron hondo entre el público sevillano, gracias a lo cual surgieron numerosas bandas en el seno de las hermandades a imitación de Arahal, algunas de las cuales aún forman parte del panorama musical sevillano.

Aunque hoy día han ampliado su instrumentación con bombardinos o tubas, la forma de interpretar estas composiciones y su fidelidad hacia la forma de ser que les imprimió Manuel Rodríguez Ruiz hacen de Santa María Magdalena una formación imprescindible para entender hoy día la música procesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.